sábado, 9 de febrero de 2008

PREVENCIÓN DE FACTORES DE RIESGO.

Imprimir
El mejor tratamiento para las ulceras par presión es la PREVENCIÓN. La identificación y debida clasificación del riesgo permite definir las estrategias de manera integral de enfermería. Existen numerosas escalas para medir y clasificar el riesgo; sin embargo las de Norton y de Braden son las más utilizadas para la evaluación del riesgo puesto que permiten cuantificar la magnitud de cada factor de riesgo y han sido probadas ampliamente.
La escala de Norton contempla cinco variables: estado mental, actividad, movilidad, continencia y condición física, cada una se mide de mayor a menor con valores de cuatro (4) a uno (1) para un puntaje total máximo de 20. Puntajes totales inferiores o iguales a 12 clasifican a las personas en alto riesgo para desarrollar ulceras por presión.

La escala de Braden permite hacer una valoración temprana, evitando la aparición de lesiones por presión, o minimizando sus efectos. Contempla seis variables: percepción sensorial, humedad, actividad, movilidad, nutrición, y fricción y descamación cada una se mide de menor a mayor de uno (1) a cuatro (4) excepto en la variable fricción y descamación que solo tiene valores de uno (1) a tres (3), para un puntaje total máximo de 23. Puntajes totales inferiores o iguales a 12 clasifican a las personas en alto riesgo para desarrollar úlceras por presión; puntajes totales entre 13 y 1410 clasifican en riesgo moderado; si el puntaje esta entre 15 v 16 “siempre y cuando sea menor de 75 años o de 15-18, si es mayor o igual a 75 años los clasifica en riesgo bajo.El manejo de las cargas mecánicas ayuda a disminuir la magnitud de la presión tisular y la viabilidad de los tejidos blandos y de la piel; las recomendaciones están encaminadas a disminuir los niveles de presión y fricción favoreciendo a la circulación tisularExisten estudios mencionados por Braden y Bergstrom, que han demostrado que los movimientos espontáneos que realizan los ancianos en la cama, inciden en la presencia de las ulceras por presión. Ensayos cínicos en donde se manipulan los horarios de los cambios de posición, concluyen que quienes desarrollaron menos ulceras por presión fueron aquellos a quienes se les realizaron cambios de posición cada 2 o 3 horas.

Equipo:




    -Elementos para aliviar presión: colchón de espuma a de aire, cojines, almohadas y cuñas de espuma.

    -Sabana de movimiento .Pañales absorbentes.

    -Protectores de codas y talones.

    -Películas transparentes y apósitos hidrocoloides.


    -Arco balcánico,silla baño. El colchón de espuma se caracteriza por estar hecho de un material poroso, semi-rígido y esponjoso, en su parte superior esta moldeado formando rugosidades ovoides por lo que se le llama también colchón de huevo. Se utiliza para amortiguar el peso de las prominencias óseas. Evite los flotadores o cojines con orificio en el centro.
    Las películas transparentes semioclusivas (tegaderm, bioclusive, opsite) son membranas estériles, semipermeables con un adhesivo hipoalergénico, permeables al vapor húmedo y al oxigeno, permite el intercambio de este e impide la contaminación puesto que son impermeables a las bacterias y líquidos. Permite valorar fácilmente la herida puesto que puede verse a través del mismo y se utilizan en pacientes con alto riesgo de desarrollar úlceras o en zonas de presión. Esta película no se remueve a menos que se desprenda o que presente colección baja ella. Se utilizan en pacientes en estadio I y II (abrasión y flictenas para formar epitelio).
    Los apósitos hidrocoloides (duoderm, tegasarb) son impermeables al oxígeno, contienen partículas hidroactivas que absorben el exudado para formar un hidrogel sobre la herida. Este gel mantiene un entorno húmedo promueve la auto-lisis e impide la contaminación. No se adhiere al tejido recién formado, el gel se separa del apósito y evita lesionarlo. Se debe cambiar cada cuarta día a menos que se presente infección. Son útiles en pacientes en estadio II (ulceración superficial).



    No hay comentarios: